¿Cuántas veces nos preguntamos por qué es tan complicado resolver problemas de carácter social como la vivienda? El espacio, los tiempos de producción… se convierten en un problema administrativo que resulta complicado resolver. Sin embargo, a través de la construcción modular industrializada, la administración y la sociedad, se pueden aportar soluciones lógicas a los problemas de viviendas y habitacionales que encontramos en todas las poblaciones. Ya sean con carácter temporal o de manera definitiva, la posibilidad de llevar a cabo determinadas actuaciones y ejecución de proyectos de viviendas sociales pueden ayudar a la erradicación de esas bolsas de marginalidad o infravivienda que tantas veces observamos en nuestro entorno.
Asociar la construcción industrializada a baja calidad o falta de confort es una idea preconcebida que no se sostiene de ninguna de las manera, ya que los fabricantes de construcción modular industrializada contamos con una amplia gama de materiales y diferentes sistemas de construcción que nos permiten crear espacios de alta calidad a un precio muy competitivo y en un tiempo mínimo. Por ello, se hace necesario informar tanto a las administraciones públicas, entidades privadas y, en general, al conjunto de la sociedad de todos los parabienes queofrece la arquitectura modular. Con ella, se construyen viviendas únicas, flexibles, capaces de aportar soluciones múltiples en función de las necesidades de cada persona o familia, ofrecen la posibilidad de ser transportadas, de ser ubicadas en distintos lugares con un coste mínimo y un tiempo que no es superior a unos días de trabajo, es decir, que no se ocasionan graves perjuicios a sus habitantes. Ya sea en propiedad o con un sistema de alquiler, la vivienda modular industrializada es un gran avance en el mundo de la construcción que permite amortizar el gasto o inversión de la misma en un tiempo reducido, con un coste de mantenimiento muy pequeño comparado con una vivienda convencional.
Todo ello hace que la construcción industrializada no sea algo del futuro, sino del presente y que debemos de aprovechar al máximo para aportar soluciones técnicas y de confort en una sociedad que demanda cada vez con más fuerza y convicción el derecho a vivir de una forma digna. CIMPRA, contribuye en todo lo posible a conseguirlo, al igual que nuestros colaboradores MODULYA ARQUITECTOS, que desarrollan productos de total confianza para el sector social.
¿Quieres más información? ¡Contacta con nosotros!