Una vivienda industrializada no es, ni de lejos, peor que una vivienda tradicional de las que ya conoces. En una vivienda de estas características puedes contar, como mínimo, con las mismas ventajas que puedes encontrar en las de obra, por llamarlo así.

Una casa industrializada puede utilizar exactamente los mismos materiales, pero, a diferencia de estas, tiene la ventaja de que se tarda menos en disfrutar de ella y de que es considerablemente más económica por un montón de motivos que te hemos contado ya en otros artículos.

Pero hoy te queremos hablar de un material muy utilizado en las casas y viviendas tradicionales que también puedes usar en las nuestras. Te queremos hablar de las ventajas del Silestone para usarlo en tu vivienda modular.

¿Qué es el Silestone?

El Silestone es uno de los materiales preferidos para las encimeras de la casa, que se compone de un 94% de cuarzo completamente compacto y un 6% de resinas y materiales varios que proporcionan a las superficies en las que se usa mucha resistencia y mucha versatilidad.

Las ventajas del Silestone

Como decimos, las ventajas del Silestone son muchas. Algunas de ellas son las que señalamos a continuación.

Entre las ventajas del Silestone hay que señalar que existe una enorme variedad de colores y de acabados, por lo que con toda seguridad vas a encontrar el color y el acabado que se adapte a los muebles de la cocina, por ejemplo.

Además, es un material muy resistente y duro gracias a que está compuesta en su mayor parte de cuarzo. Una encimera de cuarzo para tu cocina que sea de Silestone es una encimera que te va a durar toda la vida. Soporta muy bien los golpes y rayones que pueda sufrir en el día a día.

Otra de las ventajas del Silestone para tu vivienda es que no se mancha fácilmente. Si lo piensas, el Silestone es una superficie que no tiene poros, por lo que cuando algo cae encima, no cala, con lo que no mancha y además, es super fácil de limpiar.

¿Quieres saber más? ¡Ven a conocernos hoy mismo!