La resistencia al fuego de un material no es fácil de definir, ya que no  se trata de una condición o característica única. Por el contrario, para determinar el grado de resistencia de un material de construcción tenemos que tener en cuenta diferentes y variadas definiciones que son utilizadas de forma independiente o en conjunto, según necesitemos identificar el comportamiento de un elemento, de un conjunto de ellos o de una tipología de edificación. Es decir, que para saber el comportamiento y resistencia que, por ejemplo, una vivienda tendrá al fuego, se valora el comportamiento individual y global de los materiales que la compone.

Usamos diferentes términos o símbolos para determinar cada elemento o capacidad y comportamiento de los diferentes materiales.

  • de “Resistance” vocablo inglés que en nuestro idioma traducimos como “capacidad portante”. Se aplica a elementos estructurales, que son parte fundamental del edificio y que su misión es soportar cargas, como pueden ser vigas, pilares,forjados, muros de carga, cubiertas etc. Se denomina así al tiempo que ese material es capaz de mantener sus funciones estructurales portante sometido a una curva normalizada que se mide en temperatura y tiempo mediante una prueba de ensayo tipo para ello.
  • E de  “Integrity” que traducimos por “Integridad”. Este término está asociado a elementos sectorizadores (tabiques, puertas, techos, etc.) y nos habla de la capacidad del elemento constructivo de soportar la exposición al fuego sin el paso de llama ni gases calientes que puedan producir una ignición en la cara no expuesta, según una curva normalizada de tiempo-temperatura mediante un ensayo tipo. Para medir la integridad se emplean tres métodos:
  1. Medición de grietas o fisuras que aparezcan durante el ensayo, no pudiendo pasar de unas dimensiones máximas.
  2. Se aproxima a las grietas o fisuras del lado no expuesto a un tampón de algodón normalizado y no tiene que arder.
  3. No tiene que haber llamas sostenidas en el lado no expuesto al fuego.
  •  I del inglés “Insulation”” que significa “Aislamiento Termico”. Esta definición es la más intuitiva, nos marca la diferencia de temperaturas entre la cara expuesta al fuego y la no expuesta en un ensayo tipo normalizado. Normalmente en la cara no expuesta no debe de pasar de 140 ºC, mientras que en la expuesta superaremos los 1.000 ºC. Esta temperatura puede variar en algunas circunstancias.

Podemos decir que estas son las tres definiciones principales para determinar el sentido y significado de resistencia al fuego de los materiales, pero quedaría incompleta si no añadimos otros factores o condiciones que complementan y completan dicha definición.

  • W “Radiación Térmica Reducida”, también asociada a elementos sectorizadores de incendio. Nos indica que a través del elemento sectorizado no puede pasar más de 15 Kw/m2 de calor mediante radiación térmica. Es un término que se usa habitualmente, por ejemplo, en Cortinas Sectorizadoras de incendio.
  • S “Smoke” que significa “Estanqueidad al Humo”. En la definición de Integridad se habla de evitar el paso de gases calientes, pero en este caso, además, se debe evitar el paso de humos fríos. Por ejemplo, como ocurre con las Compuertas Cortafuego cuya clasificación suele venir acompañada de este término.
  • M “Acción mecánica”. Es la capacidad del elemento divisorio a soportar un impacto de otro elemento que caiga encima en caso de incendio, medido en un ensayo normalizado.
  • C “Cierre Automático”. Es una definición asociada a dispositivos que se tengan que cerrar en caso de incendio, como en el caso de las puertas cortafuego que se mantienen abiertas y se cierran exclusivamente en caso de incendio. El ensayo normalizado mide el correcto funcionamiento en una serie de ciclos.
  • G “Resistencia al fuego de hollín”. Término asociado a braseros y chimeneas.
  • K “Aptitud de protección frente al fuego”. Este término se refiere a la capacidad de que nuestro revestimiento separador proteja de la ignición, carbonatación u otros daños a un elemento que esté detrás del elemento divisorio.
  • P “Continuidad eléctrica”. Esta definición está pensada para la protección al fuego de cables que tengan que mantener el servicio eléctrico durante un tiempo determinado en un incendio.

 Todos estos Términos siempre van acompañados de un tiempo determinado y normalizado en minutos, en la UE estos tiempos son: 15, 20, 30, 45, 60, 90, 120, 180, 240 y 360.

Muchas veces vamos a encontrarnos estas definiciones usadas solas o de manera conjunta y aquí lo hemos tratado de explicar de manera intiutiva lo más gráficamente posible.

  

Las diferentes normas y legislación vigente nos va a determinar y clasificar las cualidades y características que han de cumplir los elementos y materiales constructivos en función de su tipología y uso. Por ello, es muy importante tener en cuenta a la hora de realizar una construcción modular industrializada el cumplimiento exhaustivo de todas las normas existentes en materia de seguridad, así grarantizamos que nuestros productos puedan ser certificados por la autoridad competente para el uso destinado.

En CIMPRA, trabajamos solo con materiales y proveedores certificados que cumplen todos los requisitos exigidos en las diferentes normativas acerca de la prevención de incendios. Si quieres más información, contacta con nosotros.